Icono Rótulos es una empresa del Grupo MAESTRE
ES   ·   CA

LA PUBLICIDAD EXTERIOR: HISTORIA Y FUTURO


Con la irrupción de las plataformas digitales y los nuevos modelos de consumo, parecía que el siglo XXI sería el fin de la publicidad en el exterior. Pero nada más lejos de la realidad. La publicidad exterior, y todas sus variantes, gozan de una gran salud y continúan siendo un referente. En la publicación de este mes del blog de Icono Rótulos analizaremos la historia y actualidad de estos formatos y cómo han impactado en la estética de las ciudades.

Sin la publicidad exterior, icónicas postales como Times Square de Nueva York, el Moulin Rouge de París o el cruce de Shibuya en Tokio, no tendrían todo el poder iconográfico que poseen hoy en día. En estos, como en otros casos, la publicidad exterior se ha convertido en parte del paisaje urbano. ¿Qué sería de la Puerta del Sol sin su característico cartel de Tío Pepe?  ¿O de Broadway sin su cartelería de espectáculos? Las ciudades de todo el mundo deben mucho de su estética a la publicidad exterior, pero dónde y cuándo nace este tipo de comunicación?
 

Inicios de la publicidad exterior

 
Los primeros indicios de publicidad exterior se remontan al antiguo Egipto. En el British Museum de Londres se conserva el considerado primer anuncio de publicidad exterior, un cartel fechado en el 2500 aC donde se ofrecía una recompensa para recuperar un esclavo huido. Durante la civilización griega y romana este tipo de comunicación evolucionó, reservándose espacios en las ágoras o fórums para este propósito. La gran revolución llegó en 1440 con la invención de la imprenta por parte de Gutenberg. El espaldarazo definitivo sucedió con el desarrollo de las litografías en 1796. Los reciente avances técnicos propiciaron la desaparición de la figura del pregonero para dejar paso a la cartelería. Durante los primeros siglos de comunicación exterior la gran mayoría de “publicaciones” versaban sobre temas políticos y sociales. Fue después de la revolución industrial y con la explosión del capitalismo y la economía de consumo, cuando la publicidad exterior vivió su florecimiento. El paisaje urbano pasaría a ser un nuevo mosaico de colores, tipografías y mensajes.
 

Boom de la publicidad exterior

 
Los avances en tecnologías de impresión permitían la creación de mayores carteles y de mayor calidad. Las vanguardias artísticas vieron en este nuevo formato un nuevo medio para expresarse. Grandes artistas como Touluse-Lautrec, Ramon Casas o Cassandre, entre muchos otros, pintaron diferentes carteles que dejaron de ser simples obras publicitarias para convertirse en conocidísimas obras de arte. En este punto, la explosión de la publicidad exterior ya no tenía stopper posible. El crecimiento continuo de las ciudades, y la consolidación de la economía de consumo, fueron las principales causas del florecimiento de la publicidad exterior.
 
Más adelante llegarían los luminosos, abriendo la posibilidad a una publicidad exterior nocturna. Las ciudades ya no dormían, durante 24h los luminosos de teatros, cafeterías o de productos y servicios, iluminaban las calles con colores llamativos para despertar la curiosidad e interés de posibles consumidores.  
 

Futuro de la publicidad exterior

 
Las ciudades están cada vez más pobladas, y se calcula que los transeúntes pasan una media del 20% de su tiempo diario en el exterior. Estos datos dibujan un futuro esperanzador para la publicidad exterior. Donde la creatividad jugará un papel preponderante para que una publicidad se imponga por encima de la de su competencia.
 
En Icono Rótulos te asesoraremos y trabajaremos codo con codo para conseguir el resultado óptimo para tus elementos de publicidad exterior. Contacta con nosotros y consigue atraer más consumidores a tus establecimientos de la mano de Icono Rótulos.